ACUPUNTURA

La acupuntura (del latín acus: aguja y pungere: punción) es una técnica de medicina tradicional china que trata de la inserción y la manipulación de agujas en el cuerpo con el objetivo de restaurar la salud y el bienestar en el paciente.

De acuerdo con la teoría de la medicina tradicional china, el dolor y la enfermedad aparecen cuando existe un desequilibrio entre las dos fuerzas corporales (el ying y el yang), con lo que se bloquea el flujo de la energía vital (qi).

La acupuntura estimula ciertos puntos (hasta 2.000 puntos, situados a lo largo de los 12 meridianos y 8 sub-meridianos en que se divide el cuerpo, cada uno correspondiente a un órgano o sistema orgánico) con el fin de redirigir el qi. Aunque todavía se desconoce cómo funciona exactamente desde el punto de vista científico, se sabe que actúa sobre el sistema nervioso, estimulando la actividad de sustancias analgésicas (como las endorfinas y las células del sistema inmune) en determinados puntos del organismo.

Diagnóstico

 

El pilar fundamental es el diagnóstico a través del pulso, donde observamos los subconscientes que forman nuestros órganos internos. Ellos nos indican el origen profundo del desequilibro o enfermedad, y nos guía en el tratamiento y selección de puntos a tratar. Todo se despliega como un cuento simbólico, hermoso y muy práctico, de efectos rápidos y visibles. Se trata del delicado arte del manejo del paciente, sus miedos y prejuicios, sus anhelos y deseos, y sólo cuando logras su permiso profundo las agujas cumplen eficazmente su misión.

 

“Toda enfermedad es un mensaje que nos da el cuerpo para que corrijamos nuestro caminar”.